Los asesinos (México)
Grupos: Teatro El Milagro y Carretera 45 Teatro A.C.


El Milagro Teatro y Carretera 45 Teatro A. C. se unen para hablar sobre el presente mexicano y así abismarse en un puñado de mentalidades salvajes, de esas que ahora mismo ofrecen el paisaje más siniestro que México conozca en términos de la gratuidad del crimen. Los asesinos son hombres muertos. Y viven, sueñan, ríen y se enamoran, matan a sangre fría y algunos tienen el despiadado humor carroñero de las mentes oscuras. La desproporción entre la cada vez más frecuente gratuidad de sus crímenes y el infinito dolor que causan es uno de los grandes enigmas del comportamiento humano. Esta es una obra sobre gente obtusa. Los asesinos abre la puerta de un tema delicado y polémico, sin duda; pero quiere correr el riesgo y hablar sobre esta lenta masacre que ya dura un lustro, pulsar la verdad humana de esas criaturas que ya no acechan en la oscuridad, sino a plena luz del día en un país donde víctimas y victimarios dejaron de mirarse a la cara con asombro.

Del espectáculo
“David Olguín ha sobrepasado el don de la seriedad para convertirse en un dramaturgo que va por encima del género de la tragedia. Su alegoría es un desquite ambiguo sobre la gente obtusa. Ni buenos ni malos, víctimas y victimarios: la metáfora incesante de un país corrompido. A llanto y risa, a fiesta y balazos, a baile y muerte, su obra teatral Los asesinos está consagrada a pasar a la historia como una de la mejores piezas dramáticas del México de hoy. Un teatro sin concesiones que no necesitó de la crueldad física, del maltrato a los actores para dejarnos sin aliento.
El desempeño del reparto es sin duda de orfebrería.” Braulio Peralta, Milenio

Autor y director: David Olguín
Autor, entre otras obras de teatro, de La representación, La puerta del fondo, Dolores o la felicidad, Belice (Premio Nacional Obra de Teatro 2000), Las Cícladas, La Maizada, Clipperton, Casanova o la humillación y Siberia, y de los libros de narrativa Amarillo fúnebre y Los habladores. Además de dirigir la mayoría de sus propios textos, ha montado obras de Strindberg, Lee Masters, García Lorca, Löher, Ibargüengoitia, Tovar y Tremblay. Es editor de Ediciones El Milagro y miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Su obra se ha traducido y puesto en escena en diversos países. Es tutor de la Fundación para las Letras Mexicanas en el área de dramaturgia desde 2005. En 2007, Siberia recibió el X Premio Internacional de Teatro de Autor Domingo Pérez Minik en España.