programación
 obras
 grupos/actores
 escenarios  otras actividades notas contactos
   
  <<Anterior    Siguiente>>  
 
Nezahualcóyotl, ecuación escénica de memoria y tiempos
La Máquina de Teatro (México)
Dirección, escenografía e Iluminación:
Juliana Faesler
Texto: Juliana Faesler en colaboración con la compañía
Elenco: Clarissa Malheiros
Silvia Eugenia Derbéz
Roldán Ramírez
Natyeli Flores
Horacio González García Rojas
Una producción de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
 
Ver más fotos
 
     
  Pensar Nezahualcóyotl es platicar con la historia, con la monografía, con “La Guía Roji” de la Ciudad de México. Conversar con lo que se perdió, con la incesante conquista. Pensar Nezahualcóyotl es reconquistarse, es también estrategia de intercambio entre el escenario y la calle, entre la historia, la fábula y lo divino.
El pasado se funde con el presente en un gesto de hiriente actualidad para corroborar que somos simplemente gente transitando por la historia. Hecho que puede atestiguarse en el perímetro del Centro Histórico de la Ciudad de México, la música antigua, los danzantes que conviven con los vendedores ambulantes de mercancías plásticas. El ejercicio escénico evita un enfoque edulcorante o solemne respecto del mito que aborda. Su comprensión de la historia, que tiende a lo sintético y lo emblemático, a lo ilustrativo y lo crítico, expone una postura contemporánea que implica cierto desafío a contracorriente de los valores al uso: la incomodidad de un legado cultural que, desde las visiones "progresistas", secularizadas y deificadoras de la razón, se tiende a abandonar o a desdeñar de antemano.
 
     
  Prensa  
 

Potenciada por un texto que acude a lo narrativo para evocar el mito del rey-poeta prehispánico y su vigencia contemporánea, la obra Nezahualcóyotl, que lleva como subtítulo "Ecuación escénica de memoria y tiempos", ofrece a los espectadores un montaje hiperdinámico, casi se diría vertiginoso, para enfrentar el desafío de la historia mexicana en un ámbito urbano en cuya profundidad vive y, de pronto emerge, el pasado con toda su dificultad y vigor.
Sergio González Rodríguez: Noche y Día, Neza en escena, BLOG Café La Máquina.

Sólo cinco actores cubren todos los roles: Clarissa Malheiros, Diana Fidelia, Roldán Ramírez, Natyeli Flores y Alam Sarmiento. Su trabajo resulta muy sólido aunque destaque la labor de la primera, tanto a nivel de presencia como de habilidad escénica. Indudablemente hay una clara complicidad con la dirección que permite un ritmo siempre creciente, una evocación a distintos géneros y una fluidez que hace al público constante partícipe del espectáculo, comprometiéndolo tanto en sus raíces culturales como en los hábitos cotidianos y en los lugares comunes de nuestra cultura urbana.
Bruno Bert: Nezahualcóyotl sorprendente equilibrio, BLOG Café La Máquina.
Nezahualcóyotl, ecuación escénica de memoria y tiempos, muestra que la búsqueda por hacer un teatro con historia, con soporte que represente nuestro tiempo sin olvidar lo que hemos sido, es posible. Más allá de textos o propuestas surgidas de “vivencias personales” que no terminan por dejar huella en el espectador, el último trabajo de Faesler y Máquina de Teatro nos deja esa agradable sensación de haber asistido al teatro, arte vivo que puede interpretar nuestro presente.
Claudia Magun: Nezahualcóyotl, ecuación escénica de memoria y tiempos, Interescena, 1 de Junio, 2007.

Nezahualcóyot… se vuelve tanto homenaje como divertimento, un momento donde caben tanto una cascarita callejera de juego de pelota y un paseo en microbús, como las poesías legadas por el monarca texcocano. El espectáculo de la compañía mexicana extiende sus aciertos no sólo a lo dramático y actoral, sino también a su esmerada producción, donde resaltan especialmente el vestuario, el maquillaje de los intérpretes (en estilo guerrero mesoamericano), la vistosidad de los tocados (el de Huitzilopochtli está hecho de globos).Espacio de reflexión sobre cómo lo local se hace global y viceversa, el FIAC parece ser un escenario propicio para la propuesta teatral de Máquina de Teatro y Juliana Faesler; un recordatorio de cómo la voz de Nezahualcóyotl perdura para llegar mucho más allá de sus señoríos texcocanos.
José Luís Meza, Periódico A.M.

La obra de Faesler aprovecha la relevancia urbana, económica y sociológica de Ciudad Nezahualcóyotl para cruzarla con la historiografía del siglo XV, tiempo en el cual Nezahualcóyotl, gobernante de Texcoco, superó la sujeción de su pueblo respecto de otras etnias como los tepanecos de Azcapotzalco y los mexicas de México-Tenochtitlan.
Al mismo tiempo, en un mapa histórico y conceptual, la autora plantea las formas de dependencia de Ciudad Nezahualcóyotl respecto del Distrito Federal y los avatares de una urbanización que ha crecido con un esquema de planeación mínimo y que en su territorio alberga comunidades migrantes, tanto de grupos que llegan de estados como Oaxaca y Chiapas y que una vez instalados, se marchan a los Estados Unidos en busca de mejores horizontes.
Hilda Saray: “México es una invención dramática: Nezahualcóyotl, ecuación escénica de historia y tiempos”, en Conjunto 144, julio-septiembre, 2007.