programación
 obras
 grupos/actores
 escenarios  otras actividades notas contactos
   
  <<Anterior    Siguiente>>  
 
Los materiales de la ira y el amor
Wilson Pico (Ecuador)
Coreógrafo e intérprete: Wilson Pico
 
 
  Ver más fotos  
     
  Recital conformado por tres coreografías de danza contemporánea centradas en la mujer, sus aprendizajes y los desenvolvimientos sociales que marcan sus angustias, sus utopías, su nulidad. El contenido humano, crítico de estas obras, así como su calidad artística, han hecho que permanezcan vigentes desde su estreno, dos de ellas, La beata y Mujer, estrenadas en 1975, y Boca-Ira en 1985.
Los personajes, entes cotidianos, afrontan un contexto opresivo. Hay en ellos un olvido, una nostalgia, una alegría inventada que, en última instancia, no los logra salvar de la fatalidad. Estos seres danzados constituyen una simbiosis de crueldad y poesía, y representan en su crónica puntual y profunda nuestra densa realidad contemporánea.
 
     
  Prensa  
 

Wilson Pico es un ser auténtico, disciplinado, que ante de dejarse seducir por formas dancísticas superficiales, caducas o aparentemente bellas, extrae de la vida social (y por lo tanto del hombre mismo) su verdad para mostrárnosla con la capacidad de un arte sorprendente que todos podemos entender...las características de la danza de Wilson Pico nos hacen pensar en la vigorosa vena que este artista ecuatoriano ha revelado para el bailarín, el coreógrafo, el actor latinoamericano de hoy.
Alberto Dallal, México, 1976.

…en estas danzas, Wilson Pico puede compararse a Limón, en lo mejor, a Graham, en su momento más intenso, pero con un toque de humanidad que le presta una empatía considerablemente mayor.
Richard Ames: News Press, Santa Barbara, 1978.

El trabajo que realiza Wilson Pico es un aporte a la estética latinoamericana...a través de su danza está creando nuevos métodos y está creando una escuela...Cuando hablamos de por qué es contemporáneo el arte de Wilson Pico, hablamos de cómo integra los elementos universales a partir de la nacional, lo regional, de lo latinoamericano y de los problemas de clase, que es lo que le d un sello más profundo todavía.
Jorge López: Yaki Kandru, Bogotá, 1980.

Wilson Pico tiene un trabajo de depurada síntesis que maneja elementos mixtos y diseña en el espacio metáforas precisas de un poder evocador...los materiales que maneja Wilson Pïco son diversos y casi siempre los obtiene de las cosas cotidianas, que observa con agudeza, desentraña implacablemente y revierte en un lenguaje de alta elaboración, que no pierde su esencia y que él proyecta al ritmo de secuencias sonoras que pueden ir de Bach a los ruidos de una calle moderna o del estrépito del agua o las nostalgias de Agustín Lara.
Juan Carlos Moyano: Revista Conjunto, La Habana, 1988.

Wilson Pico ejecutó un solo muy interiorizado, un género de danza que el espectador siguió sorprendido. Su danza es una larga errancia interior… Es un género de teatro íntimo; muy punzante, pero al mismo tiempo con severidad y profundidad.
Philippe Verriele: Les Saisons de la Dance, Nantes, Francia, 1997.