full screen background image

Fue en Uruguay donde se produjo uno de los primeros y más sorprendentes reconocimientos al entonces llamado Concurso Literario Hispanoamericano que desde el año anterior convocaba la Casa de las Américas. En el célebre discurso que pronunciara en 1961 en la Conferencia de Punta del Este, Che Guevara mencionaba al certamen como prueba y ejemplo de la "exaltación [que Cuba propiciaba] del patrimonio cultural de nuestra América Latina".

Si hemos recordado ese hecho al celebrar la edición número 57 del Premio Literario es no solo por el valor que en sí mismo tiene, sino también por una feliz coincidencia. Un momento especial dentro de este Premio será sin duda la intervención del expresidente uruguayo José Mujica, que tendrá lugar el martes 26 a las 7:00 p.m. en la sala Che Guevara, la misma que colmaban de público, en cada una de sus visitas a Cuba, dos de sus compatriotas: Mario Benedetti y Eduardo Galeano. En la Casa en la que tantos uruguayos han encontrado su casa, el público cubano tendrá ocasión de escuchar a este singular protagonista de un momento político excepcional, quien vendrá acompañado de su esposa, la senadora Lucía Topolansky.

Por otro lado, la avalancha de centenares de obras concursantes, presentaciones de libros y revistas, exposiciones y el diálogo con el público de más de veinte jurados provenientes de una docena de países, forman parte del habitual programa del evento. Entre ellos se cuenta el narrador colombiano Santiago Gamboa quien integró en 2005 el jurado de novela del Premio; hoy regresa para evaluar libros de cuento y, además, para pronunciar las palabras inaugurales del certamen, tarea en que lo han precedido grandes figuras de la literatura y el pensamientocontemporáneos.